Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

lunes, 19 de junio de 2017

Museo Arqueológico de Sevilla, -V. El Santuario de Mulva.

Además de las numerosas piezas procedentes del mismo lugar, expuestas en otras salas, la Sala XXIV se dedica a mostrar objetos procedentes de Mulva, la antigua Munigua, yacimiento situado en el término de Villanueva del Río y Minas (Sevilla), que viene siendo excavado desde mediados del siglo pasado por el Instituto Arqueológico Alemán, y que ha proporcionado gran cantidad de epígrafes, esculturas y ajuares funerarios. El núcleo del yacimiento lo constituye un monumental templo, al que se accede por amplias rampas laterales. A sus pies se sitúan el foro y las termas y, alrededor del recinto, una muralla. Todo ello lo pudimos ver en la entrada:
Santuario de Mulva. Villanueva del Río y Minas.

viernes, 16 de junio de 2017

Museo Arqueológico de Sevilla, -IV. Los romanos, segunda parte.

La Sala XIX es la dedicada a las grandes diosas del Mediterráneo. Enmarcada en un monumental orden arquitectónico, Diana es la diosa cazadora, diosa de la Naturaleza, diosa virgen pero protectora de la fecundidad, diosa por excelencia de los romanos. 

lunes, 12 de junio de 2017

Museo Arqueológico de Sevilla, -III. Los romanos, primera parte.

Finalizado el recorrido de la planta sótano, subimos a la planta principal. La primera sala se dedica principalmente a la escultura mayor ibérico-turdetana, durante la ocupación romana de la península, a partir del siglo III a.C.
Son relieves y figuras con una clara función funeraria, productos del arte local, ya con claras influencias romanas. Labradas en piedra caliza, se decoraban con policromías y estuco en las obras más elaboradas.
Vista general de la sala.

martes, 6 de junio de 2017

Museo Arqueológico de Sevilla, -II. Planta sótano. Prehistoria y protohistoria. Íberos, tartesios, fenicios, turdetanos.

Llega el momento de comenzar la visita del interior. El acceso es gratuito para los ciudadanos de la Unión Europea y, además, se agradece que no exista prohibición alguna en relación a la toma de imágenes.

Es aconsejable realizar el recorrido de las salas en orden cronológico, por lo que nos vamos a dirigir en primer lugar a la planta sótano, en la que se exponen los más antiguos vestigios de ocupación en nuestra tierra.
El tiempo histórico es como un muelle.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Museo Arqueológico de Sevilla, -I. El edificio.

Comienzo aquí una nueva versión de la visita al Museo Arqueológico de Sevilla, muy ampliada con respecto a la anterior, que databa del año 2.011.
Museo Arqueológico visto desde el Pabellón Mudéjar.

jueves, 18 de mayo de 2017

Iglesia de San Alberto de Sicilia. Oratorio de San Felipe Neri, -II y final.

Estamos ya ante el Retablo Mayor. Es neoclásico, realizado tras la ocupación francesa, durante la que se destruyó el original de estilo barroco. Se articula mediante banco, un solo cuerpo con tres calles separadas por columnas compuestas y ático.
Retablo Mayor.

martes, 16 de mayo de 2017

Iglesia de San Alberto de Sicilia. Oratorio de San Felipe Neri, -I.

Hay en Sevilla una serie de templos que no acogen ninguna hermandad (ya sean sacramentales, de penitencia, de gloria o agrupaciones de fieles) o que, aún alojando alguna, no procesiona en ninguna época del año. Y es que, en esta ciudad, en la que se concibe la fe solamente (o en la mayoría de los casos al menos) como “religiosidad popular”, quien no pone un paso en la calle es como si no existiera. Sirvan estas palabras no como una queja (servidor no sería el más adecuado para ejercerla), sino como simple constatación de un hecho que todos saben, pero nadie reconoce. En esta Sevilla nuestra somos los más religiosos del mundo, pero solo desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección. Por favor, que no se me ofenda nadie, no es más que una opinión personal.
Iglesia de San Alberto de Sicilia. Oratorio de San Felipe Neri.

viernes, 12 de mayo de 2017

Visitando la Catedral, -XXXII y final. La iglesia del Sagrario.

Gran desconocida en nuestra ciudad, todos hemos pasado docenas (cuando no cientos) de veces ante ella sin que nos llamara la atención. Y no es de extrañar, pues su situación, adosada a obra tan magna como la Catedral, provoca la creencia de que se trata de una entrada más del templo metropolitano. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que se puede considerar que es una iglesia grande dentro de otra más grande aún de la que, además, administra los servicios parroquiales.
Vista de la zona de la Catedral ocupada por la iglesia del Sagrario.

domingo, 7 de mayo de 2017

Visitando la Catedral, -XXXI. El Patio de los Naranjos.

Reescribo por tercera vez esta entrada, ya que los duendes digitales se empeñan en sabotearla cada vez que la consulto. Esperemos que sea la última.
Si nos situamos ante la capilla de los Pinelo o del Pilar (recordemos, la que se encuentra junto al acceso a la Giralda), veremos a nuestra izquierda un pasillo que es el que nos conducirá  al Patio de los Naranjos.
Entrada a Patio de los Naranjos.

jueves, 4 de mayo de 2017

Visitando la Catedral, -XXX. La Capilla Mayor. La Biblia Dorada.

La Capilla Mayor de la Catedral de Sevilla consiste básicamente en un  retablo rodeado por tres rejas de forja que delimitan el frontal y los laterales. Dicho así parece que nos encontramos ante una estancia modesta; nada más lejos de la verdad.
Altar Mayor de la Catedral de Sevilla.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Visitando la Catedral, -XXIX. El Coro, las Capillas de los Alabastros y la tumba de Hernando Colón.

Hemos terminado ya con las capillas laterales de la Catedral, por lo que pasaremos a visitar las dos estructuras centrales del templo, en las que se sitúan, respectivamente, el Coro y la Capilla Mayor.
Si nos colocamos con el mausoleo de Cristóbal Colón a nuestra espalda y comenzamos a andar, recorreremos el transepto o brazo transversal de la cruz latina que forma la planta de la Catedral, hasta llegar al crucero, lugar donde se cruzan los brazos longitudinal y transversal. A la derecha se encuentra la Capilla Mayor, que dejaremos para más tarde y, a la izquierda, el Coro.
Reja y bóveda del coro.

lunes, 1 de mayo de 2017

Visitando la Catedral, -XXVIII. Capilla de San José.


El altar neoclásico que preside esta capilla fue diseñado por el arquitecto Juan Pedro Arnal, Director de Arquitectura de la Real Academia de San Fernando y construido entre 1.799 y 1.805. Realizado en mármol y bronce, dispone de un solo cuerpo con el vano central enmarcado mediante columnas corintias, sobre el que se apoya un entablamento con cornisa, rematado todo por un semicírculo adornado por casetones. La escultura principal que representa a San José es obra de José Esteve Bonet y, las restantes, San Jorge y San Blas a los lados del patriarca y Santa Lucía y Santa Teresa sobre la cornisa, acompañando al relieve de La Virgen del Rosario con Santo Domingo, de Alfonso Giraldo de Bergaz. 
Capillas de San Hermenegildo (izquierda) y San José (derecha).

miércoles, 26 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXVI. Capilla de la Virgen de la Antigua. Leyendas de sus milagros. La Maldición Gallega.


En el muro situado junto al Altar de Concepción, vemos una puerta con arco de medio punto abocinado, con su parte superior (arquitrabe, frontón, tímpano, pináculos) decorada con elementos platerescos. El intradós del arco nos muestra varias esculturas de santos y, sobre las pilastras, San Pedro y San Pablo.
Entrada lateral a la Capilla de la Virgen de la Antigua.

Visitando la Catedral, -XXVII. Capilla de San Hermenegildo. Leyenda de Santa Librada.


Fue el lugar elegido por el cardenal Cervantes para descansar eternamente. El cardenal Juan de Cervantes nació en Lora del Río (Sevilla) en el año 1.382 y fue obispo de la ciudad durante cinco años, desde 1.449 hasta 1.453. Desarrolló una intensa actividad política y diplomática en Roma, interviniendo en varios concilios, siempre a favor del papa Eugenio IV. En esa época tuvo un secretario, Eneas Silvio Piccolimini, que más tarde se convertiría en el papa Pío II, el cual, en sus memorias, califica a Cervantes como "un español austero y santo".
Sepulcro del cardenal Cervantes.

miércoles, 12 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXV. Interior de la Puerta del Príncipe. El San Cristóbal de Pérez de Alesio y la gamba de Luis de Vargas. El misterio de los huesos de Cristóbal Colón.

Nuestra próxima parada no es otra que el interior de la Puerta del Príncipe, también llamada de la Lonja, por motivos obvios, y de San Cristóbal, luego veremos por qué.
Vista de la zona del interior de la Puerta del Príncipe.

lunes, 10 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXIV. La Sacristía de los Cálices.

Se trata de un recinto al que se accede desde la Capilla de los Dolores. En él se expone una selección de pinturas religiosas de grandes y antiguos maestros que posee la Catedral. 
La Sacristía de los Cálices, vista desde la puerta de entrada.

miércoles, 5 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXIII. Capilla de los Dolores.


Vecina a la capilla de San Andrés, visitada en la entrada anterior, encontramos la Capilla de los Dolores o de Santo Tomé. 
Capilla de los Dolores o de Santo Tomé.

sábado, 1 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXII. Capilla de San Andrés o del Sagrado Corazón. Leyenda de Vázquez de Leca.

Antes conocida como del Sagrado Corazón, esta capilla recibía tal nombre por la imagen de esta advocación de Cristo, realizada por el catalán Claudio Rius en 1.948 por encargo del cardenal Segura. Instalada sobre un retablo neogótico, la talla, de estilo bastante diferente al que por estas tierras gusta, gozó de poca devoción, por lo que fue “traspasada” a la iglesia del Sagrario, donde parece que sí ha encajado mejor.
La Capilla de San Andrés, vista desde la nave central.

lunes, 27 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XXI. La Sacristía Mayor.


Recorrer la Sacristía Mayor de la Catedral de Sevilla no es fácil. Su gran tamaño, su forma de cruz griega con brazos muy cortos, la importante presencia en sus muros de pinturas dignas del mejor museo y las numerosas vitrinas, estatuas y diversos objetos distribuidos por su planta hacen que intentar reflejar en su totalidad los detalles que albergan esta estancia sea una misión prácticamente imposible.
Puerta de comunicación entre el Patio del Cabildo y la Sacristía Mayor.

sábado, 25 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XX. El Antecabildo, el Patio del Cabildo y la Sala de Columnas.

Saliendo de la Sala Capitular y girando a la izquierda, podemos seguir el pasillo curvo hasta llegar al Antecabildo. Ya en la sala, veremos a nuestra derecha otras dos puertas que comunican, a través del Vestíbulo, con la Capilla del Mariscal ya visitada. Es interesante asomarse a él, pues fue realizado por Hernán Ruiz II, aunque no son suyos los cuatro relieves que decoran el estrecho espacio: a la izquierda Salomón y El Salvador y, a la derecha, El rey David y La Virgen
El rey Salomón.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XIX. La Sala Capitular.

Después de admirar los objetos expuestos del Tesoro Catedralicio, nos dirigimos a cualquiera de las dos puertecitas que hay al final del aposento y, a través un pequeño pasillo curvo, llegaremos en la a la Sala Capitular.
Este pasillo curvo nos conduce primero a la Sala Capitular y, a continuación, al Antecabildo.

jueves, 16 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XVIII. El Tesoro catedralicio.

Tras visitar la Capilla del Mariscal tendremos que elegir entre pasar la puerta que hay frente a la entrada de la capilla o la que existe a la izquierda. El orden da igual, porque todas las salas están conectadas entre sí, pero vamos a escoger la situada a la izquierda, que nos permitirá recorrer el resto de estancias en el sentido de las agujas del reloj, lo que nos ahorrará tener que regresar sobre nuestros pasos.
Capilla del Mariscal. La puerta de la izquierda nos conduce a la Sala de Ornamentos y la otra al Antecabildo.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, XVII. Capilla del Mariscal. ¿No cabe la puerta? Entonces abrid hueco a través del retablo.


Hoy comenzamos un recorrido para el que nos va a hacer falta una brújula (es una broma… ¿o no?). Nos vamos a separar de las naves centrales, entrando en un pequeño laberinto de salas, pasillos, patios y capillas que forman el lugar desde el que se dirigía el día a día de la Catedral: las Estancias Capitulares.
Capilla del Mariscal.

Visitando la Catedral, -XVI. La esquina sureste. Historia de las alfareras Justa y Rufina.

Estamos ante la Puerta de la Campanilla o de la “Entrada en Jerusalén”, antiguamente llamada de San Mateo, por su proximidad a la capilla dedicada a este evangelista. Lo de “Campanilla” es un sobrenombre popular que ha perdurado desde la época de la construcción del templo, debido a la cercanía de un postigo en el que había instalada una campanilla, cuyo sonido marcaba el inicio y fin de la jornada laboral. La esquila se guarda actualmente en la iglesia de San Sebastián, en tanto que la puerta se usa como acceso a la Capilla Real para los Santos Oficios.

Capilla de San Pablo y esquina sureste de la Catedral.

martes, 14 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XV. Capilla de San Pablo o de la Concepción Grande.

La capilla de San Pablo sirvió primitivamente como lugar de enterramiento a los caballeros que acompañaron a Fernando III en la conquista de Sevilla. A partir de 1.654 (en esa fecha los restos de los caballeros allí enterrados se trasladaron a la Sacristía de los Cálices), su patronato pasa a Gonzalo Núñez de Sepúlveda, caballero de la Orden de Santiago y Veinticuatro de Sevilla, a quien le fue concedido el derecho a ser inhumado en este lugar tras una importante donación que realizó con motivo de la Octava de la Inmaculada Concepción. Actualmente sus huesos, los de su mujer y los de sus descendientes se encuentran en el muro de la izquierda de la capilla, tras una losa sepulcral con el escudo de armas de los Sepúlveda, según diseño de Valdés Leal. En la reja de la capilla, terminada en 1.668, también se puede contemplar el mismo escudo.
Capilla de San Pablo o de la Concepción Grande. Vista general.
Reja, vidriera y bóveda de la capilla.

sábado, 11 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XIV. La Capilla Real, las muchas tumbas del cuerpo incorrupto de San Fernando y las leyendas sobre el origen de la Virgen de los Reyes.

La Capilla Real presenta dos características poco usuales. Por una parte, es de estilo renacentista, mientras que casi todo el resto del edificio es gótico (con la excepción de la zona del Pabellón y las estancias capitulares, que también son renacentistas). Por otra, está situada en la cabecera del templo, zona reservada habitualmente a la Capilla Mayor. La explicación de ambos hechos es única: el ábside de la Catedral de Sevilla es patrimonio de la Casa Real, que debía conceder permiso para su construcción, y ese permiso no llegó hasta los tiempos de Carlos I, época en la que el gótico había dejado paso al renacimiento.



30 de mayo en la Capilla Real.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XIII. Capilla de San Pedro. El arzobispo Deza, el león que iba a Misa y una “bañera”.

Hoy comenzamos el recorrido de la parte “noble” de la Catedral, es decir la que ocupa la cabecera del templo.
En nuestro camino encontramos en primer lugar la Capilla de San Pedro. Lo primero que llama la atención de ella es la espléndida reja que la cierra, forjada en 1.780 por fray José Cordero, religioso lego del convento de San Francisco, en el Puerto de Santa María.
Capilla de San Francisco.

martes, 7 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XII. Esquina noroeste. De la Puerta del Lagarto a la Puerta de los Palos.

Nos encontramos ante la esquina noreste del edificio. Se trata de un lugar singular, ya que el espacio existente bajo el arco apuntado está compartido entre un estrecho pasillo que conduce a la Puerta del Lagarto y la Capilla del Pilar o de los Pinelo. Por esta causa, son dos los lados cerrados mediante rejas, de 1.717, y no uno como estamos viendo hasta ahora.
Capilla del Pilar.

lunes, 6 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -XI. Capilla de los Evangelistas.

Ortiz de Zúñiga nos apunta que el arcediano de Écija, Rodrigo de Santillán, dotó esta capilla en el año 1.530, para sí y su familia, incluyendo posteriores linajes.  
Vista general de la Capilla de los Evangelistas.

viernes, 3 de marzo de 2017

Visitando la Catedral, -X. Capilla de las Doncellas.

Terminamos la entrada anterior junto a la Capilla de la Asunción de Durango. Junto a ella, en el muro del lado derecho, veremos la entrada lateral de nuestra primera parada de hoy, que no es otra que la Capilla de las Doncellas, también llamada de las Vírgenes.
Entrada lateral de la Capilla de las Doncellas.

lunes, 27 de febrero de 2017

Visitando la Catedral, -IX. Altar de Plata y capillas laterales.

El llamado Altar de Plata es un monumento efímero que se montaba para ensalzar las celebraciones litúrgicas y para mayor gloria del Sacramento. Antiguamente se levantaba ante el Altar Mayor durante las octavas del Corpus y de la Inmaculada.
El Altar de Plata en su ubicación y configuración actual.

domingo, 19 de febrero de 2017

Visitando la Catedral, -VIII. Capilla de San Francisco.

Cuando llegamos ante la Capilla de San Francisco vemos, en el muro frontal, una vitrina en cuyo interior se encuentra un busto de un Ecce Homo, anónimo sevillano del siglo XVII.
Vista general de la Capilla de San Francisco de Asís.

lunes, 13 de febrero de 2017

Visitando la Catedral, -VII. Capilla de Santiago.

Continuamos nuestro recorrido por el lado norte (nave del Evangelio) del templo. 



Junto a la Capilla de Scalas veremos la Capilla de Santiago.
Vista de las capillas de Santiago y San Francisco.

lunes, 6 de febrero de 2017

Visitando la Catedral, -VI. Capilla de Scalas.


La siguiente parada en nuestro camino es la Capilla de Scalas, denominada así por ser su patrono Baltasar del Río, arcediano de Niebla, fundador de la cofradía de Nuestra Señora de la Consolación y de los Doce Apóstoles y obispo de Scalas.



Vista general de la Capilla de Scalas.

viernes, 3 de febrero de 2017

Visitando la Catedral, -V. Esquina noroeste y Capilla de San Antonio.

Iniciamos el recorrido del lado norte (nave del Evangelio) del tempo metropolitano.


Ante la esquina que forman los lados sur y oeste de la catedral, justo delante de la puerta de comunicación con la iglesia del Sagrario, se sitúa una amplia vitrina horizontal en cuyo interior se expone el Pendón de San Fernando, aquel que, según la leyenda, el monarca remendó con sus propias manos tras ser dañado en un ataque sarraceno durante el cerco a la Sevilla islámica, hecho que le llevó a ser escogido por el gremio de los sastres como patrono. Desgraciadamente, debido a la posición de la vitrina y los reflejos en los vidrios que la forman, las fotografías obtenidas no son de buena calidad.
Pendón de San Fernando.

domingo, 29 de enero de 2017

Visitando la Catedral, -IV. Capilla de San Leandro y altares aledaños. Puerta del Bautismo y sus altares.

Iniciamos esta nueva entrada con la visita a la Capilla de San Leandro, escoltada por dos pequeños altares. El primero de ellos es el Altar del Niño Mudo;recibe dicho nombre por una imagen del Niño Jesús en actitud concentrada y silenciosa. Fue tallada sobre 1.650, probablemente por un discípulo de Martínez Montañés. Se aloja en un arcosolio (hueco con forma de arco) gótico, realizado por Maese Carlín en el siglo XV y decorado posteriormente, en 1.733, por Matías de Figueroa y Diego Castillejo.
Altar del Niño Mudo.

viernes, 27 de enero de 2017

Visitando la Catedral, -III. Capilla de San Isidoro. Puertas del Nacimiento y de la Asunción. Altares aledaños.


En la entrada anterior terminamos ante la Capilla de San Laureano, última del lado sur del templo. Formando ángulo de noventa grados con ella se encuentra la Puerta del Nacimiento o de San Miguel, en el lado oeste de la Catedral, que será el que comencemos hoy a recorrer.

Esquina suroeste de la Catedral. De izquierda a derecha: 
Capilla de Santa Ana, Capilla de San Laureano y Altar del Nacimiento.

lunes, 23 de enero de 2017

Visitando la Catedral, -II. Capilla de Santa Ana o del Maracaibo y Capilla de San Laureano.

Ya estamos dentro de la Catedral propiamente dicha. Como hay tantas cosas que ver, visitaremos primero, en el sentido de las agujas del reloj, las numerosas capillas y altares que rodean el templo, para pasar luego a los dos grandes bloques centrales donde se ubican la Capilla Mayor y el Coro. Antes, podemos mirar hacia arriba y contemplar altas, muy altas, las bóvedas, los pilares y las numerosas cristaleras que adornan techo y parte superior de las paredes.

miércoles, 18 de enero de 2017

Visitando la Catedral, -I. Entrada, Sala de venta de recuerdos y Sala del Pabellón.


Nuevo accidente informático. Comenzamos aquí la reedición de las entradas correspondientes a la Catedral de Sevilla, incluyendo la reposición de fotografías perdidas y la inclusión de nuevos textos e imágenes.
Puerta del Príncipe.

lunes, 16 de enero de 2017

Subterráneos de Sevilla: ¿realidad o leyenda? (actualizado).

Existe en nuestra ciudad la creencia popular de que bajo ella se extiende una serie de pasadizos y galerías subterráneas que comunican entre sí determinados edificios, tanto dentro como fuera del casco histórico.
Algunos de ellos son producto de la imaginación o, sencillamente, han desaparecido con la construcción de nuevas edificaciones pero, sin embargo, hay otros muchos que permanecen, en mejor o peor estado, bajo nuestros pies.
Recreación. Cortesía de cinconubes.tv.

lunes, 2 de enero de 2017

"Será marquesa, pero no ésa": leyenda del convento de Santa Paula (actualización).

Santa Paula nació  en el seno de una noble familia romana en el año 347 y llevaba el ritmo de vida típico de esa posición social. Sin embargo, enviudó con tan solo treinta y tres años, quedando desconsolada hasta que fue confortada por Santa Marcela, una viuda romana famosa por sus penitencias. Siguiendo su ejemplo, Paula  se despojó de todas sus pertenencias materiales, viviendo pobremente y durmiendo sobre un saco en el suelo.

Conoció a San Jerónimo durante una de las visitas de éste a Roma y, tras varios años de austera vida, se reunió con él en Antioquía. Peregrinaron, acompañados por Santa Eustoquio, hija de Paula, a los Santos Lugares y visitaron a los eremitas de Egipto, terminando por asentarse en Belén, donde el santo fundó un monasterio para hombres y tres para mujeres, siendo estos últimos dirigidos por Paula.
Azulejo en la entrada al museo. Enrique Orce. (cortesía de www.retaloceramico.com).