Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

viernes, 15 de julio de 2016

Palacio de las Dueñas, -IV. Antecapìlla, Capilla, Sala de los Carteles, Biblioteca, Tablao.

Saliendo del Salón Cuadrado al Patio Principal, veremos a nuestra derecha el arco de entrada a la Antecapilla. Constructivamente, esta sala es igual al Salón de la Gitana en cuanto a dimensiones, forma, cubrimiento o portada. Sin embargo, la decoración es mucho más austera. Un zócalo trianero de un metro de altura recorre el perímetro, siendo los muebles de estilo inglés del siglo XIX (sobre todo Reina Ana y Chippendale) o fraileros, como diversos sillones y mesas con cajones. Más braseros, arcones blasonados, tapices sustituidos por grandes pinturas de temática religiosa y numerosos cuadros de santos y santas.
Galería del lado de la Antecapilla. La puerta de la izquierda conduce a esta y la que se ve al fondo es la que comunica con el Salón Cuadrado.

lunes, 2 de mayo de 2016

Palacio de las Dueñas, -V y final. Visita del resto del palacio.

Terminada la visita del ala correspondiente a la Antecapilla, y antes de la próxima parada, repasemos algunos de los objetos que adornan las cuatro galerías que rodean el Patio Principal.


viernes, 22 de abril de 2016

Palacio de las Dueñas, -III. Patio Principal y Salón de la Gitana.

En la anterior entrada nos quedamos ante la entrada al Patio Principal, viniendo desde el Patio de los Limoneros. Retomamos ahora el recorrido.
Entrada al Patio Principal desde el Patio de los Limoneros.

lunes, 18 de abril de 2016

Palacio de las Dueñas, II. Patios.

Tras pasar bajo el arco y a través del torno de entrada, nos recibe un amplísimo patio, muy ajardinado, que apenas deja ver la fachada principal del edificio. En los laterales hay diversas dependencias, unas con uso al público, como la Sala de Venta de recuerdos, y otras cerradas.
Patio de entrada. Al fondo se sitúa el apeadero.

domingo, 10 de abril de 2016

Palacio de las Dueñas, -I. Historia y exterior.

Como sucede en cualquier edificio con una edad de siglos, ya sea de índole religiosa, civil o militar, el Palacio de las Dueñas no “nació” con la configuración que muestra actualmente.

Sobre el solar que ocupa se sabe, por referencias documentales, que ya estaba habitado en tiempos de la Roma Imperial (27 a.C.-476 d.C.), aunque entonces se hallaba en el exterior de las murallas de la ciudad, que en aquella época solo llegaban a la altura de la iglesia de Santa Catalina.
Superficie actual del Palacio de las Dueñas.