Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

sábado, 13 de enero de 2018

Museo de Artes y Costumbres Populares. Parte IV.


Para acceder al semisótano buscamos la escalera, en cuyo descansillo podremos contemplar una maqueta de la Giralda de gran tamaño. En los muros, en el interior de sendas hornacinas se sitúan dos esculturas.

Maqueta de la Giralda situada en el descansillo de la escalera.

jueves, 4 de enero de 2018

Museo de Artes y Costumbres Populares. Parte III.

Nuestra siguiente parada tiene lugar en las Salas VI y VII, en las que podemos contemplar el mobiliario de la Casa La Francesa, lugar en el que la familia Díaz Velázquez asentó tanto el negocio (planta baja) como la vivienda (primera planta). El edificio se situaba en el barrio del Porvenir, concretamente en la esquina de las calles Brasil y Río de la Plata, según planos del arquitecto Vicente Traver.
Casa familiar de la familia Díaz Velázquez en el barrio del Porvenir.

martes, 2 de enero de 2018

Museo de Artes y Costumbres Populares. Parte II.

Continuamos la visita al Pabellón Mudéjar. Ya en el patio, a nuestra derecha, una entrada nos conducirá a las salas I y II del museo, dedicadas (respectivamente) a la Colección Díaz Velázquez de Bordados y Encajes. 
Acceso a las Salas I y II del museo.

jueves, 28 de diciembre de 2017

Museo de Artes y Costumbres Populares. Parte -I.

Con este edificio me pasa algo muy curioso. Resulta que aún reconociendo lo hermoso y monumental que se aprecia desde el exterior, nunca me han entrado ganas de pasar a visitarlo. 
Museo de Artes y Costumbres Populares, visto desde el Museo Arqueológico.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Las Sagradas Cárceles de las Santas Justa y Rufina.

Hace unos años, con motivo de la visita a la Basílica Menor de María Auxiliadora (vulgo iglesia de la Trinidad), me quedé con las ganas de visitar las Sagradas Cárceles, lugar en el que según la tradición sufrieron martirio las santas Justa y Rufina, localizadas en su subsuelo. Aunque en ese momento, y posteriormente en otra ocasión más, solicité el permiso pertinente para la visita, no fue posible el acceso, así que, aprovechando la ocasión que me ofrecía la empresa Paseos por Sevilla para acceder al sitio, me apresuré a reservar el correspondiente tique.
Patio de Santo Domingo Savio.