Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

miércoles, 16 de marzo de 2016

Apertura al público del Palacio de las Dueñas.

Como la actualidad manda, realizo aquí un adelanto de lo que será posteriormente una entrada más detallada a uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad: el Palacio de las Dueñas.

Desde siempre, los sevillanos hemos querido poder visitar el hogar de doña Cayetana y, aunque comprendíamos su deseo de intimidad, no dejaba de picarnos el gusanillo de la curiosidad. Ahí es nada, poder recorrer los salones en los que Jackie Kennedy o Eugenia de Montijo tomaban el té, o los patios que Antonio Machado retrataba en sus delicados poemas. Y qué decir de las obras de arte atesoradas durante cinco siglos por la familia.

Pero no me alargo más. Estas son las fotos(solo algunas) que he conseguido durante el pase de prensa del pasado lunes.
La puerta de entrada sigue como siempre, aunque en el muro izquierdo se han colocado unos bronces que recuerdan la estancia de Antonio Machado en el lugar.
Vista del jardín de entrada.
La fachada principal, totalmente cubierta por una centenaria buganvilla. Las ventanas que se ven pertenecen a las habitaciones de los invitados.
Abrevadero para los caballos, transformado en fuente decorativa.
El recorrido se inicia por las caballerizas que encontraremos a nuestra izquierda.
Caballerizas. Se expone la silla de montar que perteneció a la emperatriz Eugenia de Montijo.
Cada box conserva el nombre de su antiguo ocupante.
De las caballerizas pasaremos al Patio de los Limoneros, en el que jugó durante su infancia el poeta Antonio Machado.
Aquí tenemos otra vista.
Cenador en el que solía desayunar Eugenia de Montijo.
Patio de la Alberca.
Entrada al Patio Principal desde el Patio de los Limoneros.
El Patio Principal, además de precioso, presenta una vegetación exuberante.
En la escalera principal destaca el artesonado mudéjar que la cubre.
Yeserías que adornan la puerta de entrada al Salón de la Gitana.
La Pinrelitos
Gitana que da nombre al salón, obra de Mariano Benlliure.
Una bonita imagen del lado derecho del salón.
Y aquí otra del lado izquierdo.
Multitud de tapices flamencos de gran antigüedad cubren las paredes de salones y galerías.
Los alfarjes que se conservan son todos originales y, por tanto, de varios siglos de edad.
El Salón Cuadrado está situado en un extremo del Salón de la Gitana.
Acceso a Antecapilla y Capilla.
Lado izquierdo de la Antecapilla, con puertas que conducen a la Biblioteca y al Tablao.
El lado derecho también tiene su puerta, que nos llevará a la Sala de los Carteles.
Capilla de Palacio.
Sala de los Carteles.
Sala del Tablao.
Biblioteca.
Tras salir de nuevo al Patio Principal pasaremos al Patio del Aceite, llamado así por ser el lugar donde se almacenaba el preciado líquido, en el interior de grandes tinajas.
Es la zona más antigua del palacio. Aún conserva restos de pinturas de la Casa de los Pineda.
Por el Apeadero saldremos al jardín de la entrada.
Una hermosa vidriera.
Accesible para personas con movilidad reducida.