Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

sábado, 8 de febrero de 2014

Carmona. Plaza de San Fernando y sus alrededores.

Situada en la intersección de las calles Prim y Martín López, la Plaza de San Fernando es un amplio espacio urbano, lugar de reunión habitual y  corazón de la vida cotidiana de Carmona. No sólo es así en la actualidad, ya que en época romana confluían en ella las dos calles principales, el Cardo Máximo y el Decumanus Maximo, alzándose en una de sus esquinas, como era lo normal en la configuración de las urbes romanas, el foro, centro de la actividad administrativa, política y social de la ciudad.
Vista de la Plaza de San Fernando.
En el siglo XVI tenía forma de rectángulo cerrado pero, a causa de una equivocación en un proyecto de restauración, adquirió apariencia circular. Desde los balcones se podían presenciar las festividades sociales y religiosas, así como otras celebraciones públicas, entre las que cabe destacar las corridas de toros.
Hay una serie de edificios interesantes que delimitan la plaza. Uno de ellos se sitúa en la esquina de calle Prim y data del siglo XVI. La Casa Mudéjar está construida en ladrillo labrado, y en ella destacan las ventanas geminadas  (dos por planta en la fachada que da a la plaza y una en la que se asoma a la calle Prim), estando revestidos ambos pisos por azulejos de cuenca, típicos de la arquitectura de este estilo.
Casa Mudéjar.
Junto a la casa, separados apenas por un pequeño arco (al que volveremos luego), veremos una construcción con vano adintelado y largo balcón corrido con cinco arcos de medio punto sostenidos por columnas de mármol blanco. Fechada también el siglo XVI, se trata de la Antigua Audiencia, que albergó posteriormente el Cabildo de la ciudad y, actualmente, unas dependencias municipales. En su interior, justo frente a la puerta, podemos ver un retablo cerámico que nos recuerda la visita de Miguel de Cervantes a la ciudad en 1.590, siendo Comisario de la Armada.
Edificio de la Antigua Audiencia.
Azulejo que recuerda la visita de Cervantes.
En alguna de las esquinas de la plaza hay colocadas (supongo que recientemente por el buen estado que presenta una piedra tan blanda) columnas empotradas con fustes estriados helicoidales.
Una de las esquinas de la plaza, con la columna comentada.
Siguiendo por la plaza en el sentido de las agujas del reloj, en una callecita que hay a la izquierda, podremos ver en un hueco que ha quedado entre dos casas, un pequeño patio en el que se descubrieron restos de columnas que se supone formaban parte del Foro romano de la ciudad.
Restos de columnas del Foro romano.
Al otro lado de la plaza, justo en el lado contrario al conjunto Madre de Dios-Antigua Audiencia-Casa Mudéjar, en la esquina con la calle El Salvador, se encuentra el emplazamiento actual del Ayuntamiento.
Fachada del Ayuntamiento.
Está situado en el antiguo colegio de los jesuitas, al que también pertenecía la iglesia del Salvador que está a su lado (y a la que dedicaremos una entrada específica), cuya construcción quedó finalizada en el año 1.621. Tras la expulsión de los jesuitas en 1.767, pasó a ser posada hasta 1.842, año en que fue restaurado integralmente y dedicado a su actual uso.
Mosaico de la Medusa.
La fachada principal es sencilla, de estilo neoclásico, con portada de piedra labrada. Todo el edificio se organiza alrededor del antiguo patio claustral, en el que se puede admirar un importante mosaico romano, Mosaico de la Medusa, encontrado en el casco antiguo. 
Horario de visitas del Ayuntamiento:
Martes y jueves, de 8,00 a 15,00 y de 16,00 a 18,00 horas.
Gratuito.
Visto el edificio consistorial, si giramos a la derecha y tomamos por la calle Sacramento, al llegar al primer cruce veremos a nuestra derecha el Mercado de Abastos.
Vistas del Mercado de Abastos de Carmona.

En el solar donde se encuentra el mercado existió un monasterio de dominicas, bajo la advocación de Santa Catalina, creado a finales del siglo XVI y enajenado el 27 de abril de 1.837, con motivo de la desamortización de Mendizábal.
El actual edificio es una obra de Ramón del Toro realizada en 1.842 a modo de las plazas mayores castellanas, con pórticos y lonjas para los puestos, de estilo neoclásico, aunque un tramo de sus galerías corresponden al antiguo claustro conventual.
Con la visita al mercado podemos dar por concluida a esta zona de la ciudad, a falta de la visita pormenorizada del convento Madre de Dios y de la iglesia del Salvador, que serán las siguientes en publicarse.